9 oct. 2010

De carne y hueso.

Es cierto que la internet ha facilitado la comunicación, acercando al emisor y al receptor, favoreciendo la interactividad y, por supuesto, la divulgación de los mensajes. Y hoy, para bien y para mal, casi todo está en la red en un maremágnum de datos, contenidos e información en general que a cualquiera que posea un mínimo de ansiedad por conocer le resulta apabullante.

Tantísima información y despliegue de contenidos induce al nuevo navegante a ordenar sus preferencias e ir concentrando sus puntos de interés y seleccionando materias e interlocutores.
Vamos, como la en la vida misma hay nombres que dicen que son y no son, escenarios teatrales que pretenden pasar por reales y también personas y escenarios auténticos que no están presentes en la Red o que su presencia causa recelo en este variopinto mundo virtual donde cada uno puede decir de sí mismo lo que le venga en gana.

Aquí les dejo con algunos de los contenidos del futuro espacio basilioizquierdo.com.
Hagan lo que quieran, pero créanselo: Basilio es de carne y hueso y sus vinos de zumo de uva.

Bodegas Basilio Izquierdo

Bodegas Basilio Izquierdo es un proyecto personal nacido en 2007, una pequeña bodega familiar construida sobre la experiencia de un enólogo que ha dedicado su vida a conocer e interpretar el viñedo riojano. Sus vinos son la expresión más actual, singular y moderna de una Rioja que siempre estuvo ahí.

Uvas seleccionadas de las tres subzonas de la Denominación de Origen Calificada y una elaboración cuidada al milímetro por uno de los grandes maestros de la enología riojana: Esos son los pilares que sostienen unos vinos que llevan como firma la inicial de su elaborador: B, de Basilio.

El enólogo: B, de Basilio Izquierdo

Nacido en Socuéllamos (Ciudad Real) y enólogo por la Universidad de Burdeos, Basilio Izquierdo cuenta entre sus primeras experiencias enológicas el haber participado, allá por 1972, en el renacimiento de la variedad Verdejo en la Denominación de Origen Rueda, de la mano de Emile Peynaud y las Bodegas Marqués de Riscal. Aquella experiencia, sumada a múltiples vendimias realizadas en Francia, dio paso a su consagración como uno de los grandes enólogos de Rioja al comenzar a ejercer como Director Técnico y responsable de proyectos de investigación y desarrollo de C.V.N.E, una relación que se extendería durante más de tres décadas -con hitos como la puesta en marcha de Viñedos del Contino en 1974- y que le llevaría a convertirse en uno de los protagonistas de la gran revolución técnica del vino riojano en su etapa de mayor expansión y consolidación mundial. Toda esa experiencia acumulada y su conocimiento exhaustivo del viñedo riojano son la base sobre la que ahora cimienta su apuesta personal, la gran obra de su vida, su propia bodega y unos vinos en los que deposita toda la sabiduría adquirida durante décadas en el complejo arte de elaborar grandes vinos riojanos.

Nuestra filosofía: beber de las fuentes

Todo proyecto nace de una idea, Bodegas Basilio Izquierdo lo hace con un leit motiv que es al mismo tiempo una declaración de principios: Volver a beber de las fuentes. Regresar a una Rioja que está en el principio de todo lo que es hoy esta denominación de origen.

Esa premisa preside la concepción del tinto B de Basilio, un vino original en los dos sentidos que permite expresar esta palabra, por retomar la senda clásica del cupage de variedades clásicas y por hacerlo desde una nueva perspectiva preciosista, mínima en sus dimensiones, exigente hasta el delirio en la calidad y con dos exigencias fundamentales: viñedos viejos de selección natural, identificados con el terruño del que proceden, y uva sana siempre, sin concesiones.

El B de Basilio blanco, por su parte, va un paso más allá: rescata del olvido la Garnacha blanca riojana con la que el propio Basilio empezó a trabajar allá por 1995 y construye sobre ella un blanco complejo y sutil en el que la Viura actúa sólo como actriz de reparto, cediendo el protagonismo a la profundidad de matices de una variedad prácticamente desaparecida en tierras riojanas, aunque muy capaz de aportar nuevos registros al panorama del blanco de la denominación de origen calificada.

Rioja: Nuestro viñedo, nuestra inspiración

En un tiempo en el que el vino riojano parece abdicar de sus señas de identidad tradicionales, cuando la Tempranillo extiende su imperio en vinos monovarietales y la idea del cupage de variedades cultivadas en las distintas subzonas de la denominación parece retraerse, Basilio Izquierdo propone con sus vinos un retorno a la selección personal de viñas muy viejas distribuidas por toda la geografía riojana: Garnacha blanca de San Vicente de la Sonsierra y Briones, para elaborar un blanco único. Para su tinto, Tempranillos de Leza y de Laguardia por su fruta y su frescura; de Haro, por su elegancia. Garnachas tintas de Tudelilla o de Cárdenas, que supondrán un tercio del cupage final, como en todos los grandes vinos riojanos históricos. Graciano también de Haro, apenas un apunte, que añadirá estructura al esqueleto. Y todo ello sin ataduras, escogiendo cada año las mejores cepas de aquellos viñedos viejos que se encuentran en un estado óptimo para aportar un matiz diferencial.

Selección: finca a finca, racimo a racimo.

Bodegas Basilio Izquierdo no dispone de viñedos propios. Basilio busca y analiza aquellas fincas que considera pueden aportar algo distinto a sus vinos y una vez escogidas habla con los viticultores, selecciona dentro de ellos las cepas que utilizará y gestiona su vendimia. Sólo lo mejor, los racimos que hayan alcanzado el grado de madurez ideal, serán recogidos manualmente en pequeñas cajas para ser trasladados a la bodega. En total, poco más de diez mil kilos de uva tinta, no mucho más de cuatro mil kilos de uva blanca, para una producción que nunca llegará a superar en su conjunto las veinte mil botellas.

La bodega

Los vinos de Bodegas Basilio Izquierdo se elaboran en la antigua Cooperativa El Collado de Laguardia, unas instalaciones peculiares, creadas en los años ochenta para que los cosecheros de la zona contaran con zonas de elaboración individualizadas extramuros de la capital del vino de la Rioja Alavesa. Allí ha adquirido Basilio cuatro pequeñas bodegas particulares y las ha unificado para conseguir seiscientos metros cuadrados útiles, divididos en tres plantas.

Sin alardes técnicos, con una prensa de agua de los años cincuenta que resulta más que suficiente para realizar con una gran calidad las poco más de diez prensadas necesarias en cada vendimia.

Nuestros vinos

B, de Basilio tinto 2007

B de Basilio se elabora a partir de viñedos seleccionados en las zonas más reputadas de Rioja. Es fruto del cupage de variedades clásicas: casi dos tercios de Tempranillo, un tercio de garnacha tinta y cerca de un 5% de Graciano.

Las uvas se vendimian a mano en cajas de 15 kilos de entre las mejores cepas de cada finca y sólo los racimos más sanos, sin aceptar una sola uva podrida.

La fermentación dura entre doce y quince días, con catas, remontados manuales y “delestages” suficientes para conseguir una extracción de calidad. La fermentación maloláctica se realiza en barricas francesas, de forma espontánea, tras el descube. El vino es sometido a sucesivas trasiegas al dictado del paladar.

El embotellado tiene lugar sin clarificación previa, cuando el vino, tras dos inviernos en contacto con el roble, muestra la necesaria nobleza en sus taninos y la más lograda integración entre la fruta y la madera.

Nota de cata

Es un vino bien cubierto de color, vivo y entero. De nariz compleja, floral, con riqueza y una madera limpia, presente pero discreta. Gran paso de boca, largo, equilibrado, amplio, suave y con un recuerdo final fiel reflejo de la calidad de la uva y del trabajo del vino.

B de Basilio blanco 2009

B, de Basilio Blanco es un vino único en la Rioja. Se elabora a partir de un porcentaje mayoritario de la variedad Garnacha blanca, cuyo cultivo y vinificación ha pasado a ser prácticamente testimonial en la región. Esa Garnacha se vendimia en su punto óptimo de maduración en el paraje de Gallocanta, en San Vicente de la Sonsierra, y a ella se suma un porcentaje menor de Viura cultivada en Haro.

El vino fermenta en barricas nuevas borgoñonas, tras un prensado de uva entera (tipo champenoise) que busca potenciar al máximo las peculiaridades de elegancia y delicadeza que encierra esta variedad tan especial. Uno de sus secretos es el trabajo de las lías: se realiza un batonnage manual durante seis meses hasta alcanzar la deseada redondez y estabilidad que definen al vino.

Nota de cata

Es un vino austero, personal, limpio, de aromas complejos muy delicados que rápidamente se abre y amplifica en la copa. Con notas muy finas de buena madera, es suave, sedoso, delicado, largo en boca. Complejo y delicado.

No hay comentarios: