2 dic. 2011

El Astro de hoy.

Como los tiempos hoy fuerzan a convertirnos en hombre orquesta- más que para sobrevivir, pienso que para tener la mente ocupada en la plaga de desatinos que hay que sufrir cada día- provocando un cambio de hábitos y de ritmo que trastoca nuestros proyectos, nuestras costumbres y nuestras empresas, hace mucho que no escribía en este espacio.

Hay días en los que uno, no se sabe muy bien por qué, se levanta con la sangre hirviendo y sólo hace falta un poco de manteca, especias, cebolla y, si se quiere algo de arroz, para preparar un buen mondongo y rellenar las tripas.

Hoy ha salido lluvioso en el pueblo y ya intuía que los paisanos se iban a desplazar a cualquier sitio en coche y que la policía munincipal iba a cortar la arteria principal sin conocimiento ocasionando un buen atasco. Lo que no contaba era con recuperar la condición de "bloguero de medio pelo".

Había leído a través del Face este post sobre un evento de tocomochistas, que sin aportar nada transcendental ni sorpendente, refleja muy bien esa tontuna de la gente que mira la punta del dedo cuando señalan la luna, tratatando de equiparar al consumidor al rango ovino. Pero no, no, que no, no se alarmen que el tomate sólo me gusta en temporada, madurito y en ensalada.

Así que háganse cargo de la situación para considerar los atenuantes del motín en el que me he visto envuelto en las oficinas centrales de Bankia, antes Cajarioja ("La caja de todos" frase con la que la entidad trataba de convencer al cliente en los años 80 y que los dueños de una funeraria, al adquirir el local que había albergado una oficina de sucursal, se plantearon dejar intacta en el letrero)

Diez menos veinte de la mañana y paso a la sala para realizar un ingreso. Como no veo fila supongo de inmediato que hay un numerotador. ¡Toma ya! ¡Y además electrónico!
En el panel que movían los dos empleados que atendían al publico, el 42, yo recojo el 47 y me siento.
Diez menos diez, me levanto buscando a alguien que este vigilando aquello, pero no encuentro a nadie aparentemente atento para darse cuenta de que los clientes que atendían a otros dos clientes, no habían pulsado turno desde hace 10 minutos.
Algunos que esperaban se van, mientras pienso que de perdidos al río, que yo aguanto y que en este país hay casi cinco millones de parados, más la media docena que esábamos allí sin hacer nada.

Las diez y aparece el jefe de la barraca a solucionarlo todo. Que si es una entidad privada (no muy convencido) y que la mano de obra esta muy cara (le he sugerido una ETT), que es primeros de mes y que no tienen por qué atender a clientes de otros que vienen a hacer un ingreso a las cuentas de la Administración (no ha sabido decirme a quienes considera clientes) y bla, bla, bla.

Mientras, un anciano recriminaba a los usuarios por el tiempo que utilizaban y tras varias invitaciones a pasar al despacho que me ha hecho el controlador- a la vez que indirectamente le animaba a ocupar la plaza vacante de verdadera atención al público, en vez de hablar conmigo del sexo de los ángeles- a las diez y veinte, me iba.

25 jun. 2011

Rioja DOCa

Siguiendo con la generación de con- tenidos para universaldevinos.com, tarde o temprano había que condensar Rioja en un escueto texto introductorio a la zona vitivinícola y sus vinos. Siempre faltan o sobran datos y nunca termino de estar
satisfecho con el complicado resumen. De momento, quedará así:

La Denominación de Origen Calificada Rioja está ubicada al sur de Europa, en el noreste de España.

En la zona se cultiva una superficie de viñedo de unas 64 mil has.-distribuidas a lo largo de 100 kilómetros, en ambas orillas del río Ebro- de las que se producen unos 270 millones de kilos de uva, entre las que destacan las variedades tintas: Tempranillo (78%) y garnacha (11%) y la blanca viura con un 7 %.

El clima, aunque de predominante influencia atlántica en el norte y mediterránea en el sur, está muy diversificado por las características orográficas de la zona, constituyendo así una gran variedad de microclimas que actúan sobre los diferentes tipos de suelo, variedades y técnicas de cultivo, lo que unido a las desiguales técnicas de elaboración y envejecimiento, dan como resultado vinos de distintas características.

Así, aunque la sabiduría popular considera a Rioja como la tierra de los mil vinos, han obtenido buen reconocimiento como grandes vinos de esta tierra, y no sin motivo, los singulares vinos procedentes de las mezclas de las distintas zonas, que según distingue el Reglamento de la DOCa son:

Rioja Alta:De influencia atlántica y suelos arcillo- calcáreos,arcillo- ferrosos y aluviales

Rioja Alavesa:Influencia atlantica y mediterránea y suelos arcillo-calcáreos

Rioja Baja. Influencia mediterránea y suelos aluviales y arcillo-ferrosos

La clasificación de los vinos que establece el reglamento según el proceso de envejecimiento es:

Vino Joven: Vinos en su primer o segundo año, que conservan sus características primarias de frescor y afrutado.

Vino de Crianza: Vinos como mínimo en su tercer año que han pasado un año como mínimo en barrica y algunos meses en botella. En vinos blancos el período mínimo de envejecimiento en barrica es de 6 meses.

Vino de Reserva: Vinos seleccionados de cada añada, que por sus buenas características han envejecido durante tres años, de los cuales uno como mínimo será de crianza en barrica. El resto del periodo se completa en botella. En vinos blancos el período de envejecimiento es de 2 años, de los cuales como mínimo 6 meses en barrica.

Vino de Gran Reserva: Vinos seleccionados de añadas excepcionales, que han permanecido como mínimo dos años en barrica y tres en botella. En vinos blancos el período de envejecimiento es de 4 años, de los cuales 6 meses como mínimo en barrica.

8 jun. 2011

Vouvray AOC


En 1997, cuando apenas había nacido la internet en España, clicabas la conexión e inmediata-mente el módem se ponía a hacer ruido. Al cabo de un rato, cuando venías de almorzar, ya estaba listo para recibir los mensajes de correo y poco más.

Que conste que los últimos años del siglo pasado recibíamos cientos de correos enviados por gente de todo el planeta interesada en nuestra lista de vinos alojada en uno de los escasos portales que existían.

Del Mac portátil de ruedecita, que con habilidad terminé manejando con la mano izquierda, pasamos al iMac-un cacharro que ahora lo transforman en atractivas lámparas pero -que comparado con los de su generación resultaba el mejor preparado para la navegación.
Pero los programas de gestión de los bancos desconocían los archivos de Mac. Así, como lo primero es lo primero, nos obligaron a pasar a PC.

Pero no fue hasta 2005 cuando, con los complicados medios que existían, creamos la página web de Universal de Vinos, con tienda, carrito y toda la pesca. Si tengo que destacar algún resultado importante de la página, diría que ha supuesto un excelente medio para encontrar la dirección y el teléfono de la tienda para quienes han buscado nuestro nombre en la red. Porque teniendo en cuenta que, todavía hoy, hay gente a la que tienes que llamar para avisarle de que le has enviado un correo electrónico, no me parece pequeño el logro.

Hoy, estamos trabajando en la construcción de una página mas versátil y creando contenidos didácticos para aportar a la función de localización, que ya cumplía la anterior página, la de exponer nuestros servicios y orientar, en la medida de lo posible, sobre las características de nuestro producto que gira alrededor del vino.

Como no somos muy de copiar y pegar, ni de opinar de oídas, la generación de contenidos va a ser laboriosa. Pero poco a pocolo conseguiremos.
A ver que tal queda este texto de Vouvray

La AOC Vouvray está situada en el ángulo del cuadrante noroeste de Francia, al este de Tours y extendida sobre ocho comunas.

Las 2000 has de chenin banc, o pineau de Loire, se cultivan sobre una meseta orientada al sur, por donde discurren varios ríos y arroyos que desembocan en la margen derecha del Loire.

Bajo un clima continental de influencia atlántica y sobre una diversidad de suelos definida por el mineral que cubre el sustrato calizo del tuffeau (tiza blanca del Turoniano) se cultiva la chenin con una densidad de 6600 plantas por ha. Así, según la naturaleza del suelo que cubre la caliza se pueden distinguir los vinos.

Los suelos arcillosos con una sola capa de caliza en la superficie aportan a los vinos sedosidad vins de taffetas. Los que combinan arcilla y sílice – llamados “perrouches” destacan en finura y especias. Los vinos que proceden de suelos de silex, aunque jóvenes pueden resultar austeros, adquieren complejidad con la edad.

En la AOC Vouvray se producen unos 13 millones de botellas de vino al año, casi la mitad de vinos tranquilos y un poco más de espumosos elaborados por el método tradicional.

La orientación sur de los valles perpendiculares al río Loire y la climatología de influencia atlántica favorecen el desarrollo de la botrytis. Así, los años cálidos resultan excelentes para obtener vinos dulces botrytizados que en equilibrio con la excelente acidez de la chenin blanc alcanzan una longevidad envidiable en la botella.

Los vinos de Vovuvray según su contenido en azúcares se denominan:

Sec : Vinos con menos de 4 gr/l. de azúcares residuales.

Demi- sec: Vinos desde 4 a 12 gr./ l.

Moelleux: Desde 12 hasta 45 gr./l.

Liquoreux: Más de 45 gr/l. de azúcares.

Los vinos espumosos de la Aoc Vouvray están elaborados por el método tradicional. Según su presión se denominan:

Pétillant: Para vinos de 1 a 2, 5 bar en botella

Mousseux: Con más de 3,5 bar.

30 may. 2011

Un paseo con percance.

Ayer escuchaba- mientras pedaleaba por el Camino Viejo de Alberite, al que sospecho que la fiebre del ladrilllo ha de cambiar por Camino a Ninguna Parte- que los españoles no somos muy de idiomas, que nos cuesta
aprenderlos y- me quedé con- que había al menos un par de causas que contribuían a dificultar el aprendizaje.

En la tertulia se preguntaban cómo siendo España un país en el que el aprendizaje, sobre todo del inglés, estaba reglado e impartido en la Educación desde una edad mas temprana que en otros países, la cosa no cuajaba y que los españoles manifestamos mas dificultad que otros a la hora de expresarnos en otros idiomas.
Algún experto apuntó aquello de que aprender un idioma no tiene por qué resultar una pesada obligación, sino mas bien todo lo contrario, para cubrir la necesidad humana de comunicarse.

Hasta que el abuelo, que me adelantaba con su bici de carreras por la derecha, en una rotonda y entre los coches, le hizo la tijera( según él) y casi se rompe la clavícula- cayó al suelo, también pude escuchar algo sobre el sentido del ridículo que nos invade cuando tratamos de entonar en otra lengua y de cómo este hecho también contribuye a la frustración de considerarnos bastante torpes con los idiomas.
Entre palabras, parecía claro que lo de ese sentimiento de frustración venía dado más por la dificultad para aprender inglés que de chino mandarín, francés, árabe, alemán o ruso, por poner ejemplos de lenguas procedentes de más allá de nuestras fronteras.

Luego, después del percance, en el resumen de la tertulia parece que alguien había apuntado sobre la dificultad de los ingleses por aprender el español y tal. En fin, divertida tertulia para un paseo con percance.

¿Que qué tiene ésto que ver con el vino? Pues prácticamente nada.
En España se enseña poca agricultura en las escuelas, no hay apenas frustración por no conocer nuestros propios vinos ni los de fuera, como lo demuestra el decreciente consumo
interno, el generalizado desconocimiento de los productos derivados del vino( ¿Sólo tiene vino? -Es que quería champán) o el menosprecio de colores. (Total un blanco, pa lo que es...) Y tantas y tantas claves que demuestran que el vino es la bebida nacional por excelencia, que la conocemos y la amamos porque forma parte de nuestra vida, costumbres y cultura, desde tiempos inmemoriales. No en vano dentro de estas fronteras, persiste o subsiste- según se mire- la mayor superficie vitícola del planeta.

26 abr. 2011

Cerrillo Verballe

Tras la primera y agotadora jornada de vendimia, aprecio como nunca el cambio del reloj al horario de invierno. La ducha de rocío en la viña al amanecer y la tabla de gimnasia que supone cortar y cargar los cestos de uva en el remolque, hace que los huevos cocidos con pimientos del almuerzo y las patatas con chorizo de la comida en el campo hayan quedado sólo en la memoria.

Son las siete de la tarde y de noche, Menos mal, pienso sentado en el pescante del remolque mientras subimos la cuesta entre tractores, mulas mecánicas y toda clase de animales de tiro al uso que arrastran las uvas al lago, transportan el agua de la fuente a los calados y nos trasladan a los peones de la viña a la bodega. Pero la jornada continúa, así que literalmente: Mi gozo en un pozo . Y es que en los mas de 300 calaos de Cerrillo Verballe, en época de vendimia, no falta trabajo.





No es que no haya vuelto por San Asensio en 30 años, es que este recuerdo fue el primero que me vino a la cabeza cuando me enteré de que Luis Alberto Lecea sigue elaborando toda su vendimia en los calaos del cerrillo de San Asensio donde se han concentrado por los siglos las naves de elaboración, las de barricas y las de embotellado de la mayor parte de vecinos del pueblo separadas de las viviendas.
Este modelo urbanístico de barrio de bodegas, aunque está repetido en muchas localidades riojanas, no es único. En muchos pueblos se construyeron los calados debajo de la vivienda y/o en edificios anexos lo que a la larga les ha facilitado conservación y la integración en la urbe con cierta dignidad. Porque claro, pongamos que no era lo mismo dormir encima de un calao- que si hunde te caes- que hacerlo en tierra firme mientras esperabas que tu ayuntamiento se dignase a conducir el agua corriente hasta el barrio de las bodegas donde los vecinos se ganaban el sustento.





Luego vinieron los tiempos del decubrimiento de la comodidad y de la rentabilidad de echar las uvas a una tolva y así es como se está consiguiendo el abandono de las inversiones, instalaciones y el patrimonio de los progenitores.
A la mala calidad del suelo edificable de los barrios de bodegas hay que sumarle el desconocimiento absoluto por parte las instituciones de como se reparte la propiedad en esas construcciones internas e interdependientes. Ni un triste mapa, ni una triste ordenanza que obligue a reparar los tejados para que el agua no derrumbe los calados al efecto dominó. Así, cualquier intervención urbanística sobre estos núcleos corre, peligro de terminar en destrucción.




De las viñas y los vinos de Luis Alberto Lecea.


El viñedo, tempranillo, garnacho y viura, lo cultiva en la vega del Ebro, la del Najerilla y el alto llano de Valpierre, distintas tierras con sus microclimas que definen los vinos de pueblo de San Asensio.
Claro que esta localidad riojanariojana, ahora que todo lleva apellidos, fue reconocida por sus claretes equilibrados, frescos y carnosos a base de garnacho que soportaban el paso del año espléndidos y refrescantes, pero lo cierto es que el clarete comercialmente sigue siendo un vino maldito, difícil de comercializar y de consumo mas bien inmediato. Bueno, como tantos tintos que hoy se elaboran.
Esta tradición de saber hacer clarete y que ha sido transmitida entre generaciones, ha eclipsado de alguna manera el reconocimiento de los tintos locales que salvo en un pequeño porcentaje de bodegas han sido comercializados formando parte de las crianzas y embotellados que han construido los grandes riojas.




Se terminaba la última vendimia cuando cayó en mis manos una botella de Corazón de Lago 2009.¡Vaya qué bueno!-Pensé- Si a estas alturas tiene algo que decir el vino, lo dirá. Y ya lo creo que lo dijo. Ahí estaba su fino perfume primario sin estridencias. Con mucha elegancia y discreto. Nada parecido a las estridencias eventuales con las que nos tienen acostumbrados los maceraciones carbónicas al concurso que embargan la nariz y anestesian las encías.

"Corazón de Lago- como dice la etiqueta-es el fruto de la ilusión de una familia bodeguera por recuperar las antiguas tradiciones en el proceso de elaboración" Y el resultado es un vino agradable, carnoso que acaricia la boca como el terciopelo. Un vino para beber, que no es poco, en esas 6600 botellas que se obtienen exclusivamente del pisado de 15000 kilos de uva entera en un lago abierto de hormigón.

Algo parecido me ocurrió con el clarete, descorchado un año mas tarde de la vendimia. Ahí estaba para mi sorpresa- malacostumbrado a blancos manchados y de sangrados excéntricos y exóticos transitorios- vivo, fresco, discreto y elegante. Tentador. Y como pedía a gritos beberse la botella,así lo hicimos mientras idolatrábamos el equilibrio y la compostura del sangrado de garnacho del Najerilla.

Si el clarete define con exactitud su origen y procedencia, el blanco, fresco y equilibrado, ejemplifica el carácter de los vinos a partir de viura bien trabajada, sin excesos ni oxidaciones.

Y así es como me han ido conquistando los vinos de Lecea, por su frescura, por su identidad, por la boca amable y aterciopelada, por la sencillez, por sus raices y- porque todo hay que decirlo, por sus precios razonables




11 abr. 2011

"SIN" Vergüenza

Tan preocupados que andan los administradores y legisladores por nuestro bienestar social, para que nosotros y los nuestros no sucumbamos en el abismo del alcoholismo.
Tan atentos en la vigilancia sobre el etiquetado de productos, para mantenernos informados sobre lo que consumimos o al menos de lo que es conveniente informar; no sé cómo coño se permite denominar a una bebida, sea cerveza o vino, "sin alcohol" aun cuando contiene hasta el uno por ciento sobre el volumen.

España es el país del mundo con mayor superficie vitivinícola, donde el vino forma parte de la alimentación, la economía y la cultura desde hace milenios y su consumo está alcanzando niveles ridículos en beneficio de otros fermentados y destilados.
Pero debe de haber algún dato que se me escapa, porque al Gobierno de La Rioja, a la Caja de Ahorros de Navarra y al Ayuntamiento de Nájera, sin vergüenza alguna, lo que les preocupa es el vino.